Sufrí Una Relación Tóxica, Dañina

No está mal darse cuenta de que estás en una relación tóxica. Sin embargo, lo negativo es no querer cambiar esta situación, por miedo o por dependencia. Todos merecemos ser incondicionalmente felices.

Sufrí una relación tóxica y dañina.

Sufrí una relación tóxica, dañina que me anuló como persona. Todo lo bueno en mí fue destruido por eso. La situación era tan tóxica que creí que era culpa mía.

Estar en una relación dañina tóxica a menudo se compara con la adicción a las drogas. Sabes que la droga es mala para ti, que no tiene nada de positivo, pero aun así la usas.

Sería hipócrita afirmar que tal relación puede romperse fácilmente. Ese no es el caso. No es cuestión de días o meses… a veces  pasan años antes de que uno pueda abrir los ojos, perdonarse y dar un paso adelante. 

Cuando llega ese momento, te das cuenta de que no fue tan difícil como pensabas. Pero algo en ti te ha obligado a perpetuar esta incómoda situación.

Una relación tóxica te anula por completo

mujer-sufre-de-relación-tóxica

No puedes reducir las relaciones tóxicas a un solo tipo, porque hay muchas formas diferentes. Aquí están algunos ejemplos:

  • Dependencia: La persona no puede vivir sin pareja y por ello siempre está buscando pareja. Sola, se siente vacía y no ve sentido a la vida.
  • Maltrato:  Uno de los cónyuges sufre maltrato físico o psíquico por parte del otro. La víctima cree que es su propia culpa.
  • Mentiras como base: Sin confianza, una relación no puede existir a menos que uno de los socios desconozca (o acepte) las mentiras.
  • Idealización: Tarde o temprano la persona idealizada cae al suelo, sobreviene la desilusión, la desilusión y el desengaño.
  • Absorción: A las personas que absorben a los demás también se les conoce como “ladrones de energía”,  te quitan todo lo bueno y cuando ya no queda nada, te dejan. 

En todos estos tipos de relaciones tóxicas, tú eres la víctima. Te rompes, te destruyes y te deshaces por dentro hasta dejar de existir. Así es como la otra persona puede manipularte.

mujer-triste

Ya no sabes quién eres,  te conviertes en lo que la otra persona espera de ti. Te has olvidado de ti mismo, te has perdido el respeto. ¡Ha llegado el momento de cambiar eso!

Puedes escapar de una relación tóxica

Así es, puedes salir de esta situación. El problema con esto, sin embargo, es que el cambio no es ni drástico ni inmediato. ella necesita tiempo

Llevas mucho tiempo viviendo bajo el yugo de una persona a la que amas. Esta dinámica de vida de una relación dañina te dejó una profunda huella.

Escapar es difícil, pero no imposible. Sólo tienes que ser consciente de diferentes cosas.

Lo primero que debes saber es que estás en una relación tóxica, estás incómoda, ves a tu pareja mintiéndote, manipulándote y sabiendo que dependes de ella…

Una vez que hayas alcanzado este conocimiento, que no es tan fácil como parece, ha llegado el momento de darte cuenta de que debes cambiar esta situación.

No sabes cuándo va a pasar eso, porque no importa cuánto te esfuerces, siempre caes en la misma rutina.

mujer-piensa-sobre-relación-tóxica

Tu subconsciente ahora sabe que esta situación no puede durar para siempre. En un futuro no muy lejano, esto terminará.

Pero eso no es todo. Tienes que abrirte camino con tu actitud  y no aceptar más esas cosas que has tolerado hasta ahora. ¡Toma tu vida de nuevo en tus propias manos!

El camino a la esperanza desde una relación dañina

Inicialmente mencioné que yo mismo sufría de una relación tóxica y dañina. Muchos otros también la padecen todos los días.

Una relación basada en la dependencia hizo que toda mi felicidad, ganas de vivir y motivación estuvieran en manos de otra persona.

Vincularme con mi pareja fue un ciclo de negatividad. No había salida, incluso si veía un pequeño rayo de esperanza de vez en cuando.

Durante mucho tiempo estuve bajo el yugo del miedo, desesperado por hacer algo al respecto, porque desde la distancia podía ver claramente lo que estaba pasando.

El tiempo fue mi mejor ayuda. El día que menos podía imaginarlo, todo llegó a su fin. Me levanté por la mañana y respiré aire fresco y nuevo.

La terrible experiencia en la que estaba atrapado había terminado.

mujer-se-quita-la-mascara

No tengas miedo de encontrarte en una relación tóxica. Así como uno comete otros errores, uno puede encontrarse en esta situación sin culpa propia.

Sea consciente de lo que está sucediendo y trate de aprender de ello. No tengas prisa, cada lección lleva su tiempo. Eventualmente abrirás los ojos y comenzarás todo de nuevo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba