Por Qué Deberías Comer Ajo, Cebolla Y Limón Todos Los Días

No solo ayuda a limpiar el cuerpo de desechos metabólicos y toxinas y elimina el líquido almacenado en los tejidos – en combinación con el ajo, la cebolla también estimula la eliminación de metales pesados

Por qué debes comer ajo, cebolla y limón todos los días

Una dieta sana y equilibrada es fundamental para la salud y el bienestar. Está en nuestras manos hacer algo por el cuerpo y la mente. Pero, ¿por qué deberías comer ajo, cebolla y limón todos los días?

Ahora se sabe que la selección de alimentos con un alto valor nutricional puede hacer mucho bien al organismo, para que pueda llevar a cabo sus funciones de manera óptima durante mucho tiempo. De esta forma, se pueden prevenir un gran número de enfermedades.

En este contexto, tres alimentos han sido foco de atención desde la antigüedad. ajo, cebolla y limón.

Los tres son versátiles y casi ninguna cocina puede prescindir del ajo, la cebolla y el limón. En todo el mundo. Cientos de recetas no sabrían tan bien si no hubiera una pizca de ajo, una pizca de cebolla y luego una pizca de limón.

Las áreas de aplicación de estos tres alimentos en la medicina alternativa son igual de variadas. Aportan al organismo vitaminas, minerales y antioxidantes, que además son muy beneficiosos para la salud.

¿Conoces los beneficios de comer ajo , cebolla y limón todos los días?

Los increíbles beneficios de comer ajo, cebolla y limón todos los días

El alto valor nutritivo del ajo, la cebolla y el limón les asegura su lugar en el catálogo de remedios naturales, en el que también figuran como alternativas para la profilaxis y el tratamiento de los síntomas de cientos de enfermedades.

Lo mejor de todo es que no solo son buenos para la salud, sino que también son fuentes ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y otras sustancias saludables.

A continuación nos gustaría mostrarte los efectos de cada uno de estos tres alimentos y explicarte por qué tu salud puede mejorar si comes ajo, cebolla y limón todos los días.

El ajo y sus beneficios para la salud

ajo

El tubérculo de aspecto un tanto extraño con sus clavos tiene un sabor muy característico, que también se utiliza para dar sabor a muchos platos.

Además, el ajo es fuente de los siguientes nutrientes :

  • Vitaminas A, B1, B2, B3, C y E.
  • Minerales como potasio, sodio, calcio, hierro y fósforo.
  • antioxidantes
  • fibra.
  • Carbohidratos.
  • proteinas
  • Agua.

Es precisamente esta combinación de nutrientes la que le da al ajo sus propiedades depurativas y también lo convierte en un antibiótico natural. Esto es bueno para la salud de muchas maneras.

Al hacer del ajo, preferiblemente crudo, una parte regular de nuestra dieta diaria, también podemos  lograr los siguientes beneficios :

  • Mejora la circulación sanguínea y fortalece el sistema cardiovascular.
  • Reducir el colesterol y la presión arterial alta.
  • Reducción de varices.
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico.
  • Prevención de infecciones a través de ingredientes antibióticos y antivirales.
  • antiinflamatorio.
  • mejora en la función hepática.
  • Evitando trastornos digestivos como el estreñimiento.
  • limpieza de los pulmones.
  • Mejora la tez, aliviando los síntomas del acné.

Las virtudes de la cebolla

cebolla

Las cebollas se utilizan a diario en muchas cocinas, mientras que otras prescinden de ellas porque su sabor y olor son demasiado fuertes.

La cebolla se caracteriza por una combinación de nutrientes muy similar a la del ajo. Por eso ambos alimentos se complementan tan bien.

En cuanto a su composición, cabe mencionar al menos los siguientes datos:

  • El 90% de la cebolla es agua.
  • Las cebollas también aportan vitamina A, vitaminas del complejo B y vitamina E.
  • Contiene minerales como potasio, sodio, calcio, magnesio, fósforo y también azufre.
  • También proporciona al cuerpo aminoácidos esenciales.

En cuanto a sus efectos beneficiosos para la salud, la cebolla se considera entonces un remedio para muchas dolencias diferentes. Los más importantes incluyen:

  • La cebolla tiene un efecto antioxidante y desintoxicante, una combinación de efectos que resulta ventajosa cuando queremos eliminar líquidos almacenados en los tejidos y depurar el organismo.
  • El efecto de limpieza se extiende a la sangre. El consumo de cebolla también ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • En combinación con el ajo, favorece la eliminación de sustancias nocivas en caso de intoxicación.
  • Tiene un efecto expectorante y antiinflamatorio, que también es muy útil para los resfriados, la irritación de las vías respiratorias, otros problemas respiratorios y para combatir los ronquidos.
  • La cebolla protege el hígado y luego apoya la digestión de grasas.
  • La cebolla ayuda a prevenir la indigestión y el estreñimiento.
  • El consumo regular de cebollas también ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.
  • La cebolla también se puede utilizar externamente: alivia la inflamación, por ejemplo en la zona de las orejas, uñas y pies.
  • El acné se puede combatir con cebollas.
  • La cebolla también fortalece el cabello.

Lo bueno que hay en el limón

limón

Este cítrico, que se cultiva en muchos países del mundo y se caracteriza por su sabor ácido, también se utiliza en la elaboración de bebidas, sopas, postres y muchos otros platos.

Aunque se podría pensar que el limón es un alimento ácido, lo cierto es que al organismo llegan sustancias alcalinas que ayudan a regular el valor del pH.

Algunos de los nutrientes clave proporcionados por el limón incluyen:

  • Vitaminas C y E
  • calcio y magnesio.
  • limas.
  • bioflavonoides.
  • Pectina.

Solo o en combinación con otros alimentos, el limón también es capaz de prevenir un gran número de enfermedades o paliar sus síntomas.

Los efectos con los que se distingue especialmente el limón son:

  • estimulación del sistema inmunológico.
  • Efecto diurético y depurativo.
  • Purificación de la sangre y mejora de la circulación sanguínea.
  • Ayuda a controlar los niveles de colesterol y protege el corazón.
  • Alivio del dolor de estómago y también de la acidez estomacal.
  • Efecto antibiótico y desinfectante.
  • Reducir el riesgo de cálculos biliares y cálculos renales.
  • Efecto astringente, que también es importante en el cuidado de la piel.

¿Estás listo para incluirlos en tu dieta?

Como puedes ver, estos tres alimentos tienen muchos, muchos beneficios. Te ayudan a mantener tu salud física y mental.

Por su versatilidad, cada día hay un plato en la cocina en el que están en buenas manos. Mejor aún, ¡también se pueden comer crudos todos los días para obtener aún más de sus beneficios para la salud!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba