Perdona A Tus Padres, Hicieron Lo Mejor Que Pudieron

Solo cuando puedes perdonar a otros puedes liberarte.

Perdona a tus padres, hicieron todo lo posible

Perdona a tus padres por la falta de afecto emocional, perdónalos por los momentos difíciles aunque sean responsables de ellos, perdónalos por todo el dolor y el abuso por el que te han hecho pasar.

¿Sigues sufriendo las consecuencias hoy y condenando las acciones de tus padres? ¿Estás profundamente herido y has acumulado ira y resentimiento contra tus padres?

De todos modos, ¡perdona a tus padres!

Piensa en su situación, debe haber sido difícil para todos. Tus padres probablemente hicieron lo mejor que pudieron, sus vidas también estuvieron marcadas por experiencias similares y situaciones difíciles.

Tal vez no pudieron ayudarse a sí mismos. Tal vez tú hubieras hecho lo mismo en su situación. 

Perdona a tus padres, ellos no sabían nada mejor

Perdona a tus padres, ellos no sabían nada mejor

Perdona a tus padres, porque simplemente no sabían nada mejor.  Naturalmente, nadie sabe cuál es la mejor manera de llevar a cabo esta tarea.

Puedes pensar que en muchos casos sería mejor no tener hijos. Eso es injusto, tus padres no se lo merecían.

Ponte en sus zapatos. ¿Cómo te sentirías si tu hijo te dijera algo así? Y solo porque no sabías cómo podrías haberlo hecho mejor…

Si perdonas a tus padres, también puedes encontrar la paz  y perdonarte a ti mismo. Probablemente hayas cometido errores similares en ciertas situaciones.

Nadie es perfecto, especialmente cuando se trata de una tarea responsable como criar y educar a un niño.

Perdona a tus padres, porque todos sus errores y equivocaciones también tienen un lado positivo, aunque ahora no lo veas así.

¿Y sabes qué? Si eres consciente de esto, puedes tomar un camino diferente y hacerlo mejor.

Sin embargo, si el resentimiento pesa en tu corazón, lo más probable es que repitas los mismos errores, lo que es mucho peor.

Libérate de tus ataduras

Libérate de los grilletes

Una infancia triste puede dejarte con años de ira y amargura solo porque tus padres no sabían nada mejor en ese momento.

Puede que no seas consciente de ello, pero no puedes encontrar la felicidad a causa de ello. Siempre hay cosas a las que hacer la vista gorda en lugar de curar viejas heridas.

A veces el orgullo se interpone en el camino del perdón.  Puede estar esperando en vano que la otra persona dé el primer paso para disculparse.

Pero, ¿por qué prolongar innecesariamente su propio sufrimiento?

Su felicidad personal puede estar en juego. Es su responsabilidad elegir el camino correcto. Después de todo, ya no eres un niño pequeño que depende del favor de tus padres.

Eres un adulto, da el primer paso. No se trata de someterse o ser humillado. No siempre tienes que estar de acuerdo con los demás.

Pero solo si perdonas,  puedes liberarte de tu pesada carga,  que hace que el mundo entero aparezca en un velo gris.

Puedes aprender de cualquier cosa

Padre, hijo y madre - perdona a tus padres

Incluso si tus padres no aprendieron nada de todo el dolor que te causaron, todavía hay alguien que puede aprender algo de la experiencia. ¡Y tú mismo!

El dolor causado todavía te duele. Hasta ahora solo has visto los lados malos, pero tal vez puedas sacar algo positivo de ello.

Tú mismo das sentido a tu pasado y decides si quieres aprender de él o sufrir. Puedes cometer errores similares a los de tus padres, sin importar cuánto los juzgues.

Solo se puede aprender de los errores, los eventos negativos moldean particularmente el carácter, pero también ayudan a desarrollarse y crecer personalmente. Puede hacerte una mejor persona.

De niño no podías hacer nada ante las circunstancias adversas. Pero ahora, como adulto, puede tomar sus propias decisiones.

Tú decides por ti mismo si puedes perdonar a tus padres para lidiar con el dolor del pasado,  o si quieres vivir para siempre con resentimiento y odio hacia tus padres, aunque sabes que no podrían hacerlo mejor.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba