Pérdida De Memoria: ¿qué No Es Normal?

Hay muchas formas de pérdida de memoria. Algunos están relacionados con la edad, mientras que otros tienen otras causas, y solo en los casos más graves se deben a problemas de salud irreversibles.

Pérdida de memoria: ¿Qué no es normal?

La pérdida de memoria ocasional es normal. Pero también hay motivo de preocupación para muchas personas, especialmente cuando son mayores. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los lapsos de memoria no representan un peligro o pueden tratarse.

Entonces, ¿cuándo es normal la pérdida de memoria y cuándo no lo es? Es difícil de decir porque tendemos a olvidar algunas cosas y no es igual al Alzheimer. También puede ser causado por el estrés u otros factores temporales.

En algunos casos, sin embargo, tal olvido señala el inicio de un deterioro cognitivo que puede ser un precursor de la enfermedad de Alzheimer. Para estar seguro, debe informarse y consultar a un médico. Echemos un vistazo más de cerca al tema.

Pérdida de memoria relacionada con la edad

pérdida de memoria

A partir de los 20 años perdemos células cerebrales y esta pérdida aumenta con la edad. Además, nuestro cuerpo reduce gradualmente la formación de diversas sustancias que son necesarias para el buen funcionamiento de las células nerviosas.

Esto cambia la capacidad del cerebro para retener información. Con la edad, aumenta la pérdida de memoria y disminuye la capacidad de aprendizaje. Sin embargo, esto no es un signo de un problema de salud grave.

Dichos cambios generalmente solo ocurren una vez y generalmente son de menor importancia. Olvidas dónde pusiste tus anteojos o lo que tenías planeado para mañana. A menudo tales fallas ocurren en personas mayores, sin afectar el trabajo, la vida social y la autonomía.

pérdida de memoria reversible

Ocasionalmente, la pérdida de memoria es un asunto más serio, pero es tratable y reversible. Si bien varios factores pueden conducir a frecuentes lapsos de memoria, estos no necesariamente resultan en una pérdida permanente de la memoria. Estos factores incluyen:

  • enfermedades cerebrales como B. un tumor o una infección
  • trastornos de la tiroides
  • herida o trauma en la cabeza
  • Fiebre alta o deshidratación
  • Consumo de alcohol o secuelas del alcoholismo
  • reacción a una droga
  • Deficiencia de vitamina B12
  • desnutrición

En todos estos casos, te aconsejamos que acudas al médico para que pueda tomar las medidas necesarias. Sin embargo, la pérdida de memoria suele estar relacionada con el estrés, la tristeza, la ansiedad u otros problemas emocionales. En este caso, un psicoterapeuta es de gran ayuda.

Pérdida irreversible de la memoria

pérdida de memoria

Las lagunas en la memoria también pueden ser un signo de deterioro cognitivo leve o una indicación de la enfermedad de Alzheimer u otras demencias. Aunque las personas con deterioro cognitivo leve con amnesia tienen más problemas de memoria de lo normal, pueden llevar vidas normales e independientes.

Puede suceder que se olviden hechos importantes y sea difícil encontrar las palabras adecuadas para expresarse. Sólo un médico puede diagnosticar este problema.

En casos severos, la pérdida de memoria a menudo se debe a la enfermedad de Alzheimer oa la demencia vascular. Los síntomas de esta forma de demencia incluyen:

  • Gran problema para recordar cosas.
  • Se hace la misma pregunta varias veces o se vuelve a contar la misma historia.
  • Los afectados ya no saben moverse en lugares familiares y en circunstancias normales.
  • Desorientación en el tiempo y el espacio
  • Problemas para lidiar con el dinero
  • Aumento de la ansiedad o la agresión.

Otra información importante

Cualquier persona a la que le preocupe que su memoria no funcione correctamente debe acudir al médico para determinar las posibles causas y, en caso necesario, realizar un diagnóstico precoz. Con un diagnóstico tan temprano, las enfermedades tratables pueden reconocerse a tiempo.

Los ejercicios de memoria y el aprendizaje de nuevas habilidades son la mejor manera de prevenir la pérdida de memoria. El ejercicio físico regular también es muy recomendable y mantiene el cerebro en forma.

Actualmente no existe una cura para el Alzheimer, pero existen tratamientos que ralentizan el avance de esta enfermedad. Numerosos estudios recientes sugieren que podría haber una cura para esta enfermedad en los próximos 10 años.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba