Monta Tu Propio Gimnasio En Casa

La mejor manera de montar un gimnasio en casa es elegir un lugar concreto y adaptarlo a las necesidades de las actividades que queremos realizar

Monta tu propio gimnasio en casa

Fitness se trata de crear un equilibrio entre el cuerpo y la mente. Si no tienes tiempo para entrenar en un gimnasio profesional, así es como puedes montar tu propio gimnasio en casa.

Sabemos que toda rutina lleva su tiempo. Por eso a veces sucede que el trabajo y el hogar tienen prioridad.

Sin embargo, hay muchas maneras en las que puede hacer algo de actividad para hacer algo bueno por su cuerpo.

tu rutina diaria

La base de todo cambio físico descansa sobre cuatro grandes pilares. Motivación, entrenamiento, nutrición y relajación.

Para lograr un buen entrenamiento, necesitas motivación. Es necesario que te recuperes y comiences a entrenar en el gimnasio de tu casa.

En un estudio profesional hay multitud de aparatos y elementos que te ofrecen un entrenamiento óptimo. Las máquinas de correr, las bicicletas, las pesas o los dispositivos multifuncionales te ayudan a moverte.

Pero también puedes montar tu propio gimnasio en casa. Solo necesita un poco de tiempo y tiene que desarrollar un plan al que luego se adhiera. Primero debemos establecer una meta, podría ser la pérdida de peso o el desarrollo muscular.

No tienes que ser un atleta para ejercitar un poco tu cuerpo y desarrollar tu acondicionamiento. Por ejemplo, puedes empezar con ejercicio cardiovascular como trotar o andar en bicicleta al aire libre. Elijas lo que elijas, tu cuerpo te lo agradecerá con bienestar.

De hecho, montar un gimnasio en casa es bastante sencillo. Puedes usar algunos artículos que ya tienes en la casa. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a configurar su propio gimnasio en casa y entrenar un poco todos los días.

Artículos que puedes usar para montar tu propio gimnasio en casa

1. Yoga o colchoneta para dormir

Mujer haciendo flexiones
Con algo tan simple como una colchoneta para dormir, puede comenzar a configurar su gimnasio en casa.

La colchoneta de yoga o de dormir es un artículo muy útil para hacer ejercicio en casa. Puedes usarlo para hacer ejercicios de musculación y yoga. Lo mejor es comprar una alfombrilla cómoda y antideslizante para evitar accidentes.

Una colchoneta te facilita hacer sentadillas, abdominales y ejercicios mientras estás acostado. De esta manera puedes fortalecer tu estómago, espalda y piernas.

Es realmente necesario para el gimnasio en casa. También es importante disponer de una superficie para los ejercicios y no tumbarse directamente en el suelo.

Incluso cuando estás en casa, aún puedes lastimarte si llevas tu cuerpo más allá de sus límites. La colchoneta juega un papel importante aquí.

2. Elige un lugar amplio

Gimnasio en el apartamento
Un lugar amplio es lo mejor para montar un gimnasio en casa

En casa, puedes elegir un lugar, como la sala de estar o el dormitorio, donde tengas un poco de espacio para hacer ejercicio. Si hay mesas o sillas en el camino, muévalas a un lado para no chocar con ellas más tarde.

Su gimnasio en casa es su lugar personal, por lo que debe configurarlo a su manera personal para disfrutar más de su entrenamiento. Simplemente no se deje distraer por la televisión o el teléfono celular durante el entrenamiento.

3. Pesas caseras

Para entrenar tus brazos, puedes hacer tus propias pesas, porque las necesitamos para estar en forma. Levantar pesas te ayudará a desarrollar tus bíceps, tríceps y pectorales.

Hay varias formas de hacer pesas usted mismo:

  • Llene dos botellas de agua medianas con arena. Esto hace que las botellas sean pesadas. También puede conectarlos con un palo o un bastón.
  • También puedes llenar dos latas con arena o cemento y luego conectarlas con un palo para hacer tus pesas. El peso se volverá más pesado, pero te ayudará a desarrollar tu acondicionamiento y a tener brazos fuertes.

4. Banco o silla

Gimnasio con una silla
Una simple silla es suficiente para usar en varios ejercicios.

En casa tenemos un banco o una silla pequeña. Son ideales para realizar diversos ejercicios que requieran apoyo.

Por ejemplo, puedes hacer flexiones y apoyar las manos en la silla. ¡ Esto es bueno para los músculos de los brazos !

Incluso los ejercicios de escalones, la popular subida de escaleras, son posibles con una silla. Las piernas y las pantorrillas se fortalecen inmediatamente. Simplemente sube primero con una pierna y luego con la otra. Cuando estés arriba, vuelve a bajar y luego repite el movimiento.

¡Intentalo! Estos elementos simples lo ayudarán a configurar su propio gimnasio en casa. ¡Entonces no tienes más excusas y puedes hacer algo bueno por ti y por tu cuerpo todos los días!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba