Los 5 Mejores Expectorantes Caseros Para Reducir La Tos De Forma Natural

Estos expectorantes naturales ayudan a aliviar la tos o las vías respiratorias congestionadas.

Los 5 mejores expectorantes caseros para reducir la tos de forma natural

Los expectorantes caseros que te presentamos en este artículo están pensados ​​para aliviar la tos de forma natural. Los mucolíticos en los medicamentos ayudan a evacuar mejor las acumulaciones de mucosidad en las vías respiratorias. 

Se utilizan para tratar la tos, los resfriados y otras afecciones respiratorias para despejar las vías respiratorias y facilitar la respiración.

También promueven la secreción en las glándulas de la membrana mucosa y las glándulas salivales  para luego drenar la mucosidad.

Aunque la mayoría de estos medicamentos están disponibles en forma de jarabe o tabletas, existen ingredientes naturales que se pueden combinar para producir efectos similares.

En esta ocasión, te presentamos los 5 mejores quitamucosos caseros . No debes dudar y utilizarlos como alternativa natural la próxima vez que tosas.

1. Jarabe con miel y pimienta de cayena como expectorante

Los 5 Mejores Expectorantes Caseros: Sirope De Miel Y Pimienta De Cayena

Este jarabe casero a base de miel de abeja, jengibre y pimienta de cayena tiene un fuerte efecto expectorante y ayuda a aliviar los síntomas de la tos.

El jarabe es apto para todas las edades y se puede utilizar para tratar resfriados, asma y bronquitis.

ingredientes

  • ¼ de taza de vinagre de sidra de manzana (62 ml)
  • un poco de jugo de limon
  • 3 cucharadas de miel de abeja natural (75 g)
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo (5 g)
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena (2 g)

preparación

  • Vierta el vinagre de sidra de manzana en una cacerola, luego mezcle con el jugo de limón, la miel y el jengibre.
  • Luego mezcle todos los ingredientes con una cuchara de cocina de madera y luego caliente a fuego lento.
  • Luego agregue la pimienta de cayena y retire la mezcla del fuego antes de que hierva.
  • Cuando la mezcla haya alcanzado una temperatura potable, vierta todo en un frasco hermético esterilizado.
  • Consumir de 1 a 2 cucharadas al día.
  • También puedes agregar la mezcla a una taza de agua caliente para que sea más fácil de tomar.

2. Baño de vapor con eucalipto

El eucalipto es uno de los mejores expectorantes caseros y es excelente para la tos y la inflamación de las vías respiratorias.

Un baño de vapor de eucalipto es un excelente remedio para la congestión nasal, el dolor de cabeza o la dificultad para respirar. 

ingredientes

  • 10 hojas de eucalipto
  • 2 litros de agua

preparación

  • Ponga las hojas de eucalipto en una cacerola con agua y luego cocine a fuego lento durante unos 5 minutos.
  • Cuando la mezcla esté lista, cubre tu cabeza con una toalla y luego inhala los vapores que suelta el agua caliente.
  • Este tratamiento se realiza preferentemente por la noche antes de acostarse.

3. Jarabe expectorante con miel y cebolla

Los 5 mejores mucolíticos caseros: sirope de cebolla

La combinación de cebolla y miel crea un jarabe casero que ayuda a aliviar los síntomas en las vías respiratorias.

Ambos ingredientes tienen propiedades antibióticas y expectorantes que facilitan la eliminación de virus, bacterias y, además, la mucosidad acumulada.

ingredientes

  • 1 ½ tazas de cebollas (300 g)
  • ½ taza de miel (150 g)
  • 1 copa de vino blanco (200 ml)

preparación

  • Corta las cebollas en trocitos pequeños y luego mézclalas con la miel y el vino blanco en un recipiente de vidrio.
  • Luego deje reposar la mezcla durante 2 días y luego consuma el jarabe resultante.
  • Consumir 2 o 3 cucharas al día.

4. Té expectorante natural

Un poco de tomillo con miel y limón hace un té natural que reduce la tos, el dolor de garganta y también el aumento de la producción de mucosidad.

Los ingredientes expectorantes y antiinflamatorios ayudan a reducir la secreción y también facilitan la evacuación de la mucosidad acumulada.

ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de tomillo (5 g)
  • jugo de medio limon
  • 1 cucharada de miel (25 g)

preparación

  • Calentar el agua y luego, justo antes de que hierva, agregar el tomillo y una cucharada de miel.
  • Luego deje reposar la mezcla durante 5 minutos y agregue el jugo de medio limón.
  • Luego beba de 2 a 3 veces al día.

5. Expectorante de manzana, miel y limón

Prueba también este expectorante casero a base de manzana, miel y limón

Una pasta hecha de la pulpa de una manzana, miel y limón es un expectorante natural que puede aliviar la tos tanto en niños como en adultos.

El efecto antiinflamatorio y expectorante estimula la eliminación de secreciones y también despeja las vías respiratorias.

ingredientes

  • ½ manzana madura
  • jugo de medio limon
  • 1 cucharada de miel (25 g)

preparación

  • Hervir la manzana y luego triturar hasta obtener un puré.
  • Luego mezcle el jugo de limón y la miel y tómelo dos veces al día.

En función de tus preferencias, decide cuál de los expectorantes caseros te gusta más y luego tómalo según las recomendaciones. Esto puede aliviar su tos más rápido.

Sin embargo, si los síntomas persisten, consulte a su médico.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba