Infección De La Vesícula Biliar: 3 Remedios Naturales

En este artículo te presentamos los mejores remedios naturales para la infección de la vesícula biliar: jugo de limón con aceite de oliva, curcumina y cardo mariano. Aquí encontrarás toda la información importante sobre el tema y las propiedades de estos remedios naturales.

Infección de la vesícula biliar: 3 remedios naturales

Colecistitis es el término técnico para la inflamación de la vesícula biliar. Esto es causado en la mayoría de los casos por cálculos biliares. Pero hay otras causas más graves. Estos incluyen, por ejemplo, tumores o infecciones. ¿Sabías que hay todos los remedios naturales que puedes usar para la infección de la vesícula biliar ?

En este artículo te presentaremos algunos de ellos. En primer lugar, jugo de limón con aceite de oliva. La curcumina también es de gran beneficio y, por último, pero no menos importante, también puede usar cardo mariano. Estos remedios naturales pueden ayudar a tratar la infección de la vesícula biliar en los casos más leves. Pero, por supuesto, es esencial que consulte a un médico en cualquier caso.

¿Qué es exactamente la inflamación de la vesícula biliar?

Como ya se mencionó, esta es una inflamación de la vesícula biliar. Este es un órgano ubicado debajo del hígado y debajo del arco costal derecho. La vesícula biliar contiene bilis. Este es un fluido corporal viscoso producido por el hígado. Este interviene en el proceso digestivo, especialmente en la digestión de las grasas.

Pero puede suceder que se formen los llamados cálculos biliares en este órgano y estos provoquen inflamación. Porque interfieren con el flujo de la bilis. Esto generalmente causa dolor abdominal intenso. Además, estas piedras también bloquean los conductos biliares. Esto puede ser peligroso si no se trata a tiempo.

factores de riesgo

Básicamente, cualquiera puede contraer una infección de la vesícula biliar. Pero hay algunos factores que aumentan el riesgo de padecerlo. Por ejemplo, afecta con mayor frecuencia a mujeres mayores. Pero otras cosas también juegan un papel. Por ejemplo:

  • el embarazo
  • Terapia hormonal.
  • Obesidad y cambios repentinos de peso
  • diabetes

Remedios naturales para la infección de la vesícula biliar

1. Jugo de limón y aceite de oliva

Infección de la vesícula biliar: el limón y el aceite de oliva pueden ayudar

Uno de los remedios naturales más fáciles y económicos para la infección de la vesícula biliar es el jugo de limón. Así, algunos tratamientos tradicionales incluyen estos cítricos. Porque disuelve los cálculos biliares. En algunos casos, el jugo de limón también se combina con otras sustancias naturales, como el aceite de oliva.

En ciertos sitios web puede encontrar consejos sobre cómo limpiar el hígado y la vesícula biliar con frutas cítricas, aceite de oliva y sales de magnesio. Sin embargo, este tratamiento tiene riesgos para la salud. Por lo que no debes realizarlas sin supervisión médica.

Pero lo que puedes hacer con bastante seguridad es lo siguiente: puedes tomar una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de aceite de limón todas las mañanas en ayunas. Porque esto favorece la función del hígado y la vesícula biliar de forma continua y natural.

2. La curcumina como suplemento dietético

La administración oral de curcumina también ha mostrado buenos resultados en el tratamiento de la inflamación de la vesícula biliar. La curcumina es el ingrediente activo de la cúrcuma. Como resultado, la mayoría de los pacientes que se sometieron a este estudio mejoraron en tres semanas. Y no solo con respecto a la aparición de cálculos biliares, sino también con respecto al agrandamiento de la vesícula biliar.

Entonces parece que la curcumina estimula la contracción de la vesícula biliar. Sin embargo, se necesita más investigación para una declaración definitiva. Esta circunstancia ayudaría a reducir la formación de cálculos biliares y también podría facilitar su eliminación.

Además, tomar curcumina como suplemento dietético tiene otro beneficio. Porque aquí no hay efectos secundarios incluso con un tratamiento más prolongado. No obstante, se recomienda supervisión médica. Porque solo un médico puede hacer un diagnóstico correcto y también controlar el tratamiento adecuado y prescribir una dosis adecuada.

3. cardo mariano

Hierba medicinal cardo mariano

Los cardos marianos también son un remedio natural. Se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades beneficiosas para la salud del hígado y la vesícula biliar. Puedes tomarlo como un té o en forma de cápsulas, etc.

Esta planta medicinal se caracteriza sobre todo por sus propiedades positivas para mejorar la función hepática. Además, tiene una habilidad especial: el cardo mariano puede incluso ayudar a regenerar el tejido de este órgano cuando está dañado.

El cardo mariano también puede ayudar a limpiar la vesícula biliar y reducir los cálculos biliares, lo que por supuesto es muy beneficioso para las infecciones de la vesícula biliar. Como ya se mencionó, puede tomarlos como un té o en forma de cápsulas y similares. tomar. Además, también puedes encontrar el ingrediente activo en el cardo mariano, la llamada silimarina, en forma concentrada.

¿Qué puedo hacer si tengo una inflamación aguda de la vesícula biliar?

Por último, nos gustaría darte algunos consejos para el caso del cólico biliar agudo. Es decir, si la infección de la vesícula biliar le produce un dolor cólico repentino y punzante. Esto es lo que debe hacer primero:

  • Evite comer hasta que el cólico haya pasado.
  • Además, debes beber mucha agua. También puedes usar jugo de manzana sin azúcar.
  • Y cuando vuelva a comer después, debe evitar ciertos alimentos. Por ejemplo las que provocan acidez estomacal y las que son muy gordas.

Además, por supuesto, debe acudir urgentemente al médico. Sobre todo si el dolor es muy fuerte o si tienes ganas de vomitar. También necesita ver a un médico si tiene problemas para respirar . También se consideran signos de alarma: orina de color marrón oscuro o una coloración amarillenta de los globos oculares o de la piel. Si se presentan estos síntomas, ¡no debe perder el tiempo!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba