Hipoxia Cerebral: Formas Y Causas

La hipoxia cerebral ocurre cuando llega oxígeno insuficiente al cerebro. Obtenga más información sobre las causas y los peligros de esta escasez.

Hipoxia cerebral: formas y causas

La hipoxia cerebral se define como un suministro insuficiente de oxígeno al cerebro. Esta es una situación grave ya que puede ocurrir daño celular debido a la falta de oxígeno. En caso de daño, esto puede tener consecuencias físicas y mentales de largo alcance.

El cerebro requiere grandes cantidades de oxígeno para garantizar su correcto funcionamiento. Cuatro arterias principales suministran al cerebro sangre rica en oxígeno,  pero cuando se interrumpe el flujo sanguíneo, el cerebro recibe muy poco oxígeno. Después de dos minutos sin oxígeno, las personas generalmente se desmayan, después de dos o tres minutos se dañan las primeras células y después de cinco minutos se produce un daño cerebral irreparable. ¡La hipoxia  cerebral  tiene consecuencias graves!

Causas de la hipoxia cerebral

Hay muchas razones para un suministro insuficiente de oxígeno al cerebro. Por ejemplo, puede haber trastornos circulatorios o la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial es demasiado baja.

Por ejemplo, las siguientes situaciones pueden conducir a la hipoxia cerebral:

  • Altitud: Cuando se está a gran altura sobre el nivel del mar, el oxígeno disminuye. En este caso, estamos hablando del “mal de altura”, que padecen especialmente los montañeros.
  • Envenenamiento por gas: el monóxido de carbono es la razón principal de esta causa. En el envenenamiento por gas, el oxígeno en la sangre es desplazado por monóxido de carbono. De esta forma, todas las células del organismo reciben un elemento que no pueden utilizar para su metabolismo.
  • Trastornos neurológicos del cerebro: algunos trastornos, como la esclerosis lateral amiotrófica, atacan el centro respiratorio del cerebro paralizando los músculos que respiran. Cuando falla el mecanismo respiratorio, se interrumpe la captación de oxígeno y se produce un proceso similar a la asfixia.
  • Asfixia: Tanto la asfixia intencionada por motivos delictivos como las situaciones accidentales desencadenan la hipoxia cerebral. Las posibles causas incluyen asfixia, atragantamiento con líquidos o inhalación de humo de un incendio.
  • Hipotensión: cuando la presión arterial baja demasiado, ya no es suficiente para abastecer a todos los órganos, especialmente a los más alejados del corazón. El cerebro es uno de los órganos más afectados.
  • Problemas cardíacos: cualquier afección cardíaca que limite el bombeo rítmico puede causar hipoxia cerebral. Puede ser un evento agudo, como un ataque al corazón, o una condición crónica, como un ritmo cardíaco anormal.
  • Ictus: Producen hipoxia cerebral en determinadas zonas, ya sea porque una arteria del cerebro se obstruye por un coágulo de sangre o porque parte de los vasos cerebrales se rompen y provocan sangrado.
Causas de la hipoxia cerebral
Tanto un ictus como un infarto pueden estar detrás de la hipoxia cerebral.

Formas de hipoxia cerebral

Existen diferentes tipos según el área del cerebro afectada por la hipoxia cerebral. Algunas convulsiones hipóxicas solo dañan las células en un área específica del cerebro, mientras que otras detienen todo el flujo sanguíneo.

Así es como se pueden describir los siguientes tipos de hipoxia cerebral :

  • Focal: La hipoxia cerebral en este caso se limita a una localización específica. El ejemplo clásico es un accidente cerebrovascular resultante de un coágulo de sangre que bloquea una arteria en el cerebro.
  • Difuso: Esta es la disminución uniforme en el flujo de oxígeno cerebral en todo el cerebro sin causar ningún efecto grave. Las funciones de las células cerebrales disminuyen, pero rara vez se produce un infarto.
  • Global: Una vez más, la reducción afecta a todo el cerebro, pero es grave. La falta de oxígeno es importante y las células mueren. Las consecuencias dependen de qué área del cerebro se vea afectada.
  • Masivo: Es una situación muy grave en la que se infartan grandes partes del cerebro al mismo tiempo, lo que pone en peligro la vida y dificulta la recuperación.
carrera

¿Cómo puede saber si tiene hipoxia cerebral?

Aunque los síntomas de la hipoxia cerebral dependen de la duración de la falta de oxígeno, existen características distintas. Recuerda que unos segundos de hipoxia pueden no tener consecuencias. Sin embargo, si dura cinco minutos, es probable que se produzca un infarto cerebral.

Con una hipoxia cerebral momentánea, puede haber falta de concentración, pérdida de memoria, sensaciones inusuales en las extremidades del cuerpo, trastornos del habla, etc. Las restricciones de movimiento también son posibles.

Una falta prolongada de oxígeno provoca calambres, desmayos con pérdida del conocimiento o incluso coma. En este caso, se trata de una emergencia médica que requiere soporte vital inmediato.

Si se superan los cinco minutos de hipoxia cerebral, se produce un infarto. Después de un pequeño ataque al corazón, la recuperación a través de la rehabilitación es posible, pero un ataque al corazón masivo puede resultar en la muerte de todo el cerebro.

Por lo tanto , si tiene algún síntoma neurológico, definitivamente debe consultar a un especialista. Si una persona se desmaya y no responde de inmediato o tiene convulsiones, lo mejor es llamar a los servicios de emergencia para garantizar una asistencia inmediata.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba