Gel De Aloe Vera: Receta Y Consejos De Uso

Antes de hacer el gel, las hojas de aloe se ponen en agua para disolver la aloína que puede ser dañina.

Gel de aloe vera: receta y consejos de uso

El aloe vera es una de las plantas más valoradas en la industria cosmética. Ofrece numerosos beneficios para la belleza de todo el cuerpo. Por eso, cada vez se utiliza más el gel de aloe vera, como el que te enseñaremos a preparar en este artículo.

La planta tiene propiedades astringentes, antibacterianas e hidratantes. Favorece la regeneración de la piel para mantenerla joven y libre de imperfecciones.

Además , destaca como uno de los agentes refrescantes y cicatrizantes naturales más eficaces. Es adecuado para el tratamiento de quemaduras solares y otras lesiones que dañan la estructura natural de la piel, dando lugar a manchas y envejecimiento prematuro.

El gel de aloe vera contiene principalmente agua, pero también cantidades importantes de vitaminas A, C y E, cuyas propiedades antioxidantes combaten los radicales libres.

Estas son solo algunas de las razones por las que esta planta es el ingrediente principal de muchos tratamientos cosméticos que aprovechan sus beneficiosas propiedades con fines estéticos. Para beneficiarte de todos los beneficios de esta planta, debes utilizarla en su estado 100% natural.

Hoy te recomendamos una sencilla receta de un gel de aloe vera  y diferentes formas de usarlo.

Preparación del gel de aloe vera

Aloe-Vera-para-nuestra-piel

La preparación del gel de aloe vera es muy sencilla y, sobre todo, muy útil. El gel ya está disponible en todas partes, pero le recomendamos que lo prepare usted mismo si tiene la oportunidad. De esta manera puedes evitar los conservantes químicos y contribuir a la protección del medio ambiente.

ingredientes

  • 3 hojas de áloe
  • 10 ml de jugo de limón
  • 10 g de aceite de salvado de trigo

preparación

  • Antes de cortar las hojas, es recomendable regar la planta  todos los días durante 5 días para que luego esté vigorosa.
  • Después de eso, corta 3 hojas de aloe para sacar el jugo.
  • Deseche las espinas laterales, luego remoje las hojas en un recipiente con agua durante al menos 24 horas. Cambia el agua cada 3-4 horas para permitir que las hojas se deshagan de las hojas de toda la aloína que contiene, ya que esta sustancia puede ser tóxica.
  • Pasado este tiempo, sacar las hojas del agua para exprimir la pulpa y proceder a la preparación del gel.
  • Cortar las hojas abiertas por un lado con un cuchillo.
  • Saque el gel con una cuchara o espátula y guárdelo en un recipiente.
  • Agregue el jugo de limón y el aceite de germen de trigo. Este último contiene vitamina E y otros antioxidantes y, por lo tanto, mejora las propiedades beneficiosas del aloe.
  • Ahora se mezclan todos los ingredientes a velocidad media-alta hasta que se forme una crema espesa blanquecina. Si no tienes un procesador de alimentos a mano, puedes usar una batidora de pie.
  • Vierta el gel terminado en un frasco hermético y guárdelo en el  refrigerador para que pueda conservarse por más tiempo.

utilizar

aplicación-de-gel-de-sábila
  • Según el uso que le vayas a dar al gel, simplemente toma la cantidad que consideres necesaria y extiéndela sobre la zona a tratar.
  • Para obtener resultados positivos, se recomienda usar el gel tres veces por semana.

Consejo de lectura: Aloe Vera contra los problemas estomacales

Zonas de aplicación del gel de aloe vera

La ventaja de este remedio natural es que puedes usarlo todos los días. Tiene numerosos usos en el cuidado de la piel. La planta de aloe tiene numerosos nutrientes que son muy valiosos para la piel y por lo general no tienen efectos secundarios cuando se usa externamente.

Áreas de aplicación del aloe vera

Puedes utilizar el gel de aloe vera para las siguientes aplicaciones:

  • Como limpiador de la piel, humectante y para la regeneración de la piel,
  • para limpiar los poros obstruidos,
  • para prevenir el acné,
  • aliviar la irritación y la inflamación de la piel,
  • reducción de manchas en la piel, cicatrices y ampollas,
  • para prevenir las espinillas y los puntos negros,
  • para aliviar quemaduras,
  • El gel ayuda con el picor y la descamación en caso de dermatitis y psoriasis,
  • previene el envejecimiento prematuro de la piel
  • fortalece y tensa la piel,
  • reduce las bacterias,
  • para el tratamiento de talones secos y agrietados.

Como puedes ver, la preparación del gel de aloe no es complicada. Este remedio casero puede ser de gran ayuda en el cuidado diario de la piel. Prueba tú misma esta receta para  cuidar tu piel y hacerla lucir radiante. 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba