Después De La Muerte De Sus Padres, Nada Es Igual Que Antes

Aunque es el curso natural de las cosas, nadie está preparado para la muerte de sus padres. Por lo tanto, uno debe pasar suficiente tiempo enfrentando esta nueva situación sin amargura.

Después de la muerte de tus padres, nada volverá a ser igual

Es el curso natural de los acontecimientos que los niños sobrevivan a sus padres. Pero solo porque es natural, no puedes aceptar una pérdida tan delicada como la muerte de tus padres que hicieron todo por ti.

En los lazos familiares del tipo significativo, enriquecedor y conmovedor, cada ausencia, cada separación, es una fuente de dolor con el que nadie te enseñó a lidiar.

La muerte de los padres deja un vacío inllenable. Aún así, con el tiempo, uno aprende a vivir con ese vacío y dolor, recordando los buenos consejos, los momentos capturados en fotos y el legado atesorado en el corazón.

Lea más sobre cómo lidiar con una pérdida y qué estrategias pueden ayudarlo a superar los puntos bajos.

No estás preparado para la muerte de tus padres.

El dolor es proporcional a la fuerza de la relación que tuviste con tu padre o tu madre. No importa si ya eres independiente y tienes tu propia familia.

El legado emocional y experiencial de un ser querido no conoce tiempo, distancia o edad.

Por dentro, eres esa persona que necesita consejo, acepta con gratitud un abrazo paterno y siente la necesidad de esa mirada tranquilizadora de madre que sólo ella puede darte.

Los seres humanos son criaturas sociales que necesitan afecto. La conexión con los padres es tan íntima que mucho se rompe por dentro cuando se pierden.

Por lo tanto, tenga en cuenta los siguientes aspectos:

mesa

Cada persona lidia con el duelo de manera diferente

El duelo es el proceso personal de aceptar la pérdida de un ser querido. Este proceso debe tener las siguientes cinco fases:

  • negación
  • furia
  • negociación
  • expresión de dolor emocional
  • aceptación

Aunque estas etapas son las más comunes y generalmente se completan en tres meses, es importante comprender que cada persona responde de manera diferente.

Es decir, uno no debe ofenderse si un hermano u otro pariente parece indiferente o sobrerreacciona. El dolor se expresa de muchas maneras diferentes y no todos pueden manejarlo igual de bien. .

Se trata de encontrar tu propia forma de expresión que más te alivie. Habla con personas muy cercanas, quédate solo, mira fotos y llora cuando te apetezca.

El dolor disminuye cada día y aunque te parezca imposible, al final seguirás tu camino.

playa

Pérdida sin despedida, ¿cómo afrontarla?

Los padres pueden morir por diversas razones: una larga enfermedad, un accidente, un infarto inesperado…

  • Lo que más te suele molestar es no poder despedirte de la persona que amas y decirle cuánto la amas.
  • A veces, las personas pierden a sus seres queridos después de una discusión, un malentendido o un comentario irreflexivo. Te guste o no, impone una gran cantidad de sufrimiento que es difícil de sobrellevar.
  • No se puede retroceder el tiempo para arreglar las cosas. Es aún más importante centrar los pensamientos y las emociones en lo siguiente: un padre y una madre saben muy bien cuánto aman a su hijo. No quedan resentimientos.

Los desacuerdos temporales no importan. El vínculo es tan fuerte, noble y honesto, que uno debe poder decir un adiós tranquilo y seguro porque se quedarán contigo para siempre y sabrán cuánto fueron amados .

Cuando vuelves a sonreír honras la memoria de tus padres

La muerte de los padres nunca podrá ser superada por completo porque afecta tu origen. Sin embargo, con el tiempo aprendes a vivir con ello y te permites volver a ser feliz; al menos siempre y cuando se tengan en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los padres no quieren que sus hijos estén tristes. Aunque sea difícil, es necesario volver a sonreír por ellos y ser felices en honor a su memoria en el presente.
  • No dudes en recordar eventos hermosos o momentos enriquecedores del pasado que te den fuerza y ​​confianza.
  • Los grandes momentos que podrías compartir con tu padre o tu madre son como regalos del alma que debes transmitir a tus hijos. Son un legado de amor y cariño que te hace avanzar como persona y además te conecta con una fuente que no debes perder.
hojas

En algún momento todos tienen que lidiar con un adiós para el que no están preparados. Sin embargo, el amor de hoy se convierte en el poder del mañana. Aprende a vivir el momento ya disfrutar plenamente de las personas que amas.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba