Consecuencias Para La Salud De Una Dieta Sin Gluten

A pesar de la creciente demanda de una dieta sin gluten, no se debe implementar si hay problemas de salud. Siempre se debe consultar a un especialista para evitar consecuencias graves para la salud.

Consecuencias para la salud de una dieta sin gluten

A pesar de la creciente demanda de una dieta sin gluten, no se debe implementar si existen problemas de salud. Siempre se debe consultar a un especialista para evitar  consecuencias graves para la salud.

Una dieta sin gluten promete muchos beneficios, pero no siempre es seguro si este es el caso. Debido a esto, hay mucho debate sobre si realmente puede tener efectos positivos o si es solo una nueva tendencia.

Dieta sin gluten en personas sin intolerancia al gluten: consecuencias para la salud

Evita el pan si eres intolerante al gluten

Hoy en día, la dieta sin gluten goza de gran popularidad porque cada vez se cree más que esta dieta puede ayudar a perder peso. Sin embargo, esto no se puede confirmar fácilmente.

Aunque el gluten no es una proteína esencial, no se recomienda eliminarlo por completo sin el consejo de un experto.

En primer lugar, es importante distinguir si una persona tiene una cierta sensibilidad al gluten o una intolerancia. Por lo tanto, esto debe ser diagnosticado con un examen completo.

En este caso, sería necesario evitar el gluten en la dieta diaria para evitar consecuencias para la salud .

Es importante señalar que una dieta sin gluten es un tratamiento específico para las personas con intolerancia al gluten. Eliminar el gluten sin motivo aparente es desaconsejable y contribuye a una concepción errónea basada en suposiciones falsas.

Además, una dieta sin gluten no es adecuada para personas que padecen enfermedades inflamatorias intestinales o autoinmunes. También deben evitarlo las personas con trastornos hormonales o neurológicos.

Por lo tanto, no debe simplemente seguir una tendencia y tener siempre en cuenta los consejos de un nutricionista. Así no te arriesgas a ninguna consecuencia para tu salud.

En cualquier caso, lo más importante es llevar una dieta equilibrada. Esto incluye alimentos de origen vegetal o animal, así como cereales integrales o productos lácteos. Por lo tanto, no se debe suponer que una dieta sin gluten confiere automáticamente beneficios para la salud.

Verdadera intolerancia al gluten: enfermedad celíaca

Alimentos sin gluten

Los síntomas que indican intolerancia al gluten suelen estar asociados a problemas digestivos.

Estos incluyen flatulencia, sensación de plenitud, dolor abdominal, diarrea o estreñimiento. También pueden presentarse problemas en la piel, cansancio o trastornos del sueño.

El principal problema de la enfermedad celíaca es que se trata de una intolerancia persistente de origen desconocido.

Se desarrolla inflamación crónica en la membrana mucosa del intestino delgado y atrofia progresiva de las vellosidades, abultamiento fino del órgano. En estos casos, es importante seguir una dieta libre de gluten.

Las personas que padecen la enfermedad celíaca suelen tener el problema de que les cuesta mucho subir de peso. Esto se debe a que las vellosidades del intestino delgado no pueden absorber los nutrientes de los productos de trigo.

Por lo tanto, tampoco pueden absorber las calorías de estos alimentos. Así que si estos se eliminan de la dieta sin necesidad, puede pasar que pierdas el control de tu peso y más aún subas de peso.

Sensibilidad al gluten no celíaca

Este trastorno es similar a la intolerancia al gluten y afecta a entre el 1 y el 6% de la población. Sin embargo, en este caso estamos ante un problema diferente, que también está relacionado con la cantidad de gluten en los alimentos.

Aquí también el diagnóstico se realiza evitando el gluten en la dieta, como es el caso de la enfermedad celíaca. Además de los síntomas que pueden estar asociados con la sensibilidad al gluten, también puede ocurrir el síndrome del intestino irritable, una condición común.

Esto afecta a alrededor del 15% de la población. Se trata de dolor abdominal, diarrea y flatulencia. Una dieta sin gluten puede ayudar a reducir los síntomas.

También hay alergia a algunas proteínas contenidas en el trigo. Puede ocurrir tanto en niños como en adultos. Los niños suelen verse afectados por una alergia clásica, que suele volver a desaparecer durante la infancia.

Además, estas diferentes formas de alergia se caracterizan por diferentes síntomas. Pueden ir desde un picor hasta molestias intestinales.

Para tratar adecuadamente el problema, no queda más que renunciar al trigo y adoptar una dieta sin gluten para evitar mayores consecuencias para la salud.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba