Cómo Evitar Una Crisis De La Mediana Edad

Puedes evitar una crisis alrededor de los 40 si aceptas esta edad como lo que es: una etapa maravillosa y madura de la vida en la que puedes estar mucho más relajado.

Cómo evitar una crisis de la mediana edad

¿Te estás acercando a los 40 y la palabra “crisis” sigue dando vueltas en tu cabeza? Pronto llegarás a la mediana edad. ¿Pero tienes que preocuparte por eso? Le mostraremos cómo  evitar una crisis de la mediana edad.

No hay duda de que a partir de cierta edad se notan cambios físicos. Por supuesto, también tienen un impacto en nuestro bienestar.

Por cierto, también ocurre lo mismo en la adolescencia y la pubertad, pero ahora tenemos una nueva perspectiva.

Los pensamientos de mortalidad y decadencia física a menudo se encuentran entre los temas negativos que pasan por nuestra mente. La palabra “jubilación” también puede venir a la mente.

Una crisis de la mediana edad puede ocurrir durante este tiempo cuando nos despedimos de todos los años y sueños de nuestra juventud.

Evitar la crisis de la mediana edad: ¡es posible!

El papel de la sociedad

Puedes evitar una crisis de la mediana edad

¿Quién realmente nos metió en la cabeza que después de los 40 nuestra vida se acaba? ¡Desde esta edad realmente comienza!

Nuestra sociedad está muy obsesionada con la juventud. La publicidad, las películas y otros medios nos dan la imagen de que debemos ser jóvenes para siempre.

Pero no existe tal cosa como la eterna juventud. Sin mencionar que todas sus grandes experiencias y desarrollo personal quedarían fuera.

Aunque en realidad lo sabemos, la presión social aumenta repentinamente después de los 40 años. Se siente como si todo estuviera repentinamente fuera de control.

Algunas personas pasan por una crisis grave a esta edad, la  crisis de la mediana edad. Otros no sienten nada en absoluto La diferencia a menudo radica en cómo lidiamos con la edad y cómo nos aceptamos a nosotros mismos y a nuestros cuerpos.

Aceptar el cambio y evitar la crisis de la mediana edad

Es extremadamente importante que permitamos el cambio. Cuando tenemos 40 años no tenemos el cuerpo que teníamos cuando teníamos 20, pero ¿a quién le importa? No es algo malo, y no podemos permanecer jóvenes para siempre.

Pero este proceso puede ser doloroso y triste, y es posible que luches contra él.

  • Si tiene hijos muy pequeños, es posible que lo confundan con su abuela o su abuelo.
  • Por otro lado, si sus hijos son adolescentes, es posible que se avergüencen de que los vean con usted.

Tales situaciones pueden debilitar la confianza en uno mismo. Puede llegar tan lejos que ya no quieras mirarte en el espejo porque ya no te gustas a ti mismo.

Sin embargo, debes darte cuenta de que no te pasa nada. Por el contrario, es la sociedad la que te dice que ya no encajas en el ideal de perfección y atractivo.

No olvides que todas las imágenes que vemos en la televisión, en las revistas o en los anuncios han sido editadas. No son reales, solo una ficción.

Por eso es importante que te concentres en las cosas buenas de la vida que te esperan después de los 40. He aquí cómo evitar una crisis de la mediana edad.

La madurez, una hermosa etapa de la vida

Evitar la crisis de la mediana edad es relajante

La madurez es una hermosa fase de la vida porque ya no dejas que todas las incertidumbres de la vida te desvíen. Durante una crisis, a menudo sucede que gastamos dinero que no tenemos. O arriesgamos las relaciones y hacemos locuras porque no tenemos los pies en la tierra.

Pero en su lugar trata de disfrutar la madurez en la vida. Piense en todo lo que ha logrado hasta ahora, ya sea profesional o privadamente. Dedícate por completo a las cosas que te traen alegría.

Probablemente también hayas aprendido mucho sobre las relaciones. Tal vez usted también tenga hijos. Independientemente de que acabes de formar una familia o tus hijos sean mayores, siempre hay ventajas:

  • Cuando tus hijos son mayores, tienes más tiempo para ti. No tienes que levantarte por la noche y cambiar pañales.
  • Si tus hijos aún son muy pequeños, ahora tienes la paz y la serenidad para ofrecerles un hogar estable.

En general, la mediana edad tiene muchos aspectos excelentes, al igual que todas las demás etapas de la vida. Pasar por una crisis de la mediana edad es una reacción psicológica al cambio.

Pero si logras que los años no determinen tu bienestar, puedes evitar caer en la crisis. Si miras positivamente tu vida y el futuro, te salvarás de este momento difícil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba