Afrontar El Dolor De La Pérdida

La muerte de un ser querido o el final de una relación… en estas situaciones encontrar el equilibrio emocional es importante para superar el dolor y la pena.

Lidiando con el dolor después de una pérdida

Es imperativo que aún con el final de una relación o la muerte de un ser querido, nos demos tiempo para sanar nuestras heridas. Hay que manejar el dolor  para superar estas situaciones difíciles.

 Las emociones que surgen de la pérdida se procesan a través del dolor,  porque los afectados saben que ya no verán al ser querido y deben aprender a aceptarlo.

Te invitamos a reflexionar sobre este tema con nosotros hoy. 

etapas del dolor

Lidiando con el dolor sin remedio con el corazón roto

Para afrontar bien el dolor, debes pensar en las distintas fases por las que pasarás. Cada fase es importante, no debes saltarte ninguna y no debes quedarte quieto por miedo.

  1. Negación. Te niegas a aceptar la muerte de un ser querido o el final de una relación. También estás negando el dolor que sientes en esta etapa.
  2. Enojo. La realidad es una carga pesada y te preguntas por qué tuvo que pasar esto. Está molesto y enojado, y puede tratar de culpar a alguien por su situación y responsabilizar a esa persona.
  3. esperar. Todavía te aferras a la esperanza de volver a ver a la persona perdida o de hacer las cosas bien (darle a la relación una segunda oportunidad).
  4. Tristeza. La realidad finalmente te alcanza y luego te das cuenta de que no hay más esperanza, lo que te causa una profunda tristeza.
  5. Aceptación. Pasada la fase de duelo, en la que suelen brotar muchas lágrimas, sabes que tienes que aceptar la realidad y la vida sigue.

Hay una razón para cada paso. Sin embargo, si se queda atascado en una etapa y detiene el proceso natural, es probable que enfrente aún más problemas.

El miedo y la inseguridad son nuestros mayores enemigos

hacer frente al dolor devastado

El miedo y la inseguridad son dos emociones que pueden prolongar el proceso de duelo.  Por ejemplo, el deseo de controlar la situación puede prolongar la fase de ira.

Si buscas culpables y solo ves cosas negativas,  puedes convertirte en una víctima que no te hace ningún bien. El miedo a estar solo te impide vivir tu vida. Pierdes horas y días esperando tiempos mejores.

La fase de tristeza también debe ser vivida adecuadamente. Permítete  llorar y mostrar tus sentimientos. De lo contrario, la depresión pronto podría estar llamando a su puerta.

Aprende a comprender tus sentimientos para superar el dolor

Lidiando con el dolor Mirando hacia el futuro

Básicamente, nadie nos enseñó cómo lidiar con los sentimientos. Por eso no siempre demostramos nuestros sentimientos, lo que nos hace explotar en los momentos más inoportunos. Además, no lloramos cuando lo necesitamos, lo que podría conducirnos a la depresión.

Hacer frente al miedo, afrontar las inseguridades y superar el dolor… estos procesos pueden ser muy gratificantes. Los pasos individuales del duelo por lo general se suceden automáticamente cuando la persona en cuestión está lista para seguir adelante.

Sin embargo, si uno se detiene en lugar de seguir adelante,  puede desarrollarse depresión ya que no se puede controlar el dolor. En este caso, definitivamente debe buscar la ayuda de un experto.

Su decisión

Abre los ojos, sé crítico y hazte muchas preguntas. ¡Obtén consejos y ayuda para superar este difícil proceso más fácilmente!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba