Acoso Emocional: Cómo Reconocerlo Y Combatirlo

El acoso emocional puede tener un efecto perjudicial e incluso dañino en una persona si no se reconoce a tiempo. Puede afectar a la persona acosada y provocar situaciones peligrosas.

Bullying emocional: cómo reconocerlo y combatirlo

El bullying es un tema que ha jugado un papel importante en las escuelas en los últimos años. Pero no sólo los niños se involucran en el acoso emocional. Algunos adultos también hacen esto.

También existe el mito común de que el acoso es solo físico. Sin embargo, este no es el caso en absoluto. El acoso también puede ser emocional o psicológico. Sin embargo, este tipo de acoso es más difícil de reconocer y aceptar, aunque los efectos son igualmente negativos.

En este artículo, aprenderá cómo reconocer el acoso emocional y, lo que es más importante, cómo manejar la situación. Si usted también es víctima de este tipo de violencia, debe tomar las medidas adecuadas para protegerse.

Recuerda que no darte cuenta de la magnitud de la situación podría tener repercusiones negativas a largo plazo para ti.

Acoso emocional: ¿cómo saber si eres una víctima?

¿Crees que estás siendo acosado pero no estás 100% seguro? Luego considere los siguientes signos de acoso emocional.

Aceptar que eres víctima de este tipo de abuso es el primer paso para recuperar tu vida y tu confianza.

1. Una persona o grupo de personas habla mal de ti a tus espaldas pero es amable contigo desde el principio

El acoso emocional a veces es difícil de detectar

Las personas que acosan emocionalmente a otros por lo general no pueden decirte cosas negativas directamente a la cara. La razón es que si lo hicieran, te darían la oportunidad de defenderte.

En cambio, pretenden ser las personas más amables del mundo. Sin embargo, seguramente sentirás su hostilidad.

La mejor manera de abordar esta situación es enfrentándolos. Date tiempo para explicar lo que sabes, cómo te hace sentir y pide una explicación de su actitud.

Los acosadores no tendrán justificación para su comportamiento. Sin embargo, esto le ayudará a recuperar el control de la situación.

2. Eres víctima de acoso emocional cuando tus atacantes te controlan a través del miedo o las represalias.

El acoso emocional genera miedo en la víctima

Otro sello distintivo del acoso emocional es que sientes que has perdido el control. Puedes sentir que esta persona está actuando agresivamente contigo si reaccionas o le pides una aclaración.

Si esta situación ocurre en un entorno social, es posible que sientas que se burlan de ti o que te dejarán fuera si pides una explicación o exiges respeto.

Si bien es extremadamente difícil, es mejor si no les haces el juego.

3. El acoso emocional se produce a través de actos y acciones que afectan grave y gravemente a la víctima

El acoso emocional tiene un impacto severo y grave en la víctima.

Las personas que se involucran en el acoso emocional a menudo pasan por alto el arrepentimiento y la culpa.

Como resultado, a menudo se sienten tentados a decir mentiras o los secretos que saben sobre ti, sin importar las consecuencias. Solo lo hacen porque se sienten bien al respecto.

Si te encuentras en una situación así y finalmente decides defenderte, es posible que experimentes más de estos actos negativos a cambio.

Como resultado, podría desarrollarse un círculo vicioso en el que constantemente te atacan sin piedad.

El bullying emocional y cómo afrontarlo

Si resulta que eres víctima de bullying, es hora de actuar. Todos reaccionan y se comportan de manera diferente.

Estas son las mejores maneras de defenderse. Solo prueba los que mejor se adapten a tu personalidad.

1. Recuerda que el problema no eres tú, sino el abusador

Tú no eres el problema del bullying emocional, eres el agresor.

La razón por la que el acoso emocional hace tanto daño es porque terminas creyendo que estás equivocado.

Sin embargo, debes saber que el acosador o agresor se comporta de esta manera porque no se acepta a sí mismo.

En este caso, podría intentar ayudarlo a sentirse mejor. Sin embargo, no podrá hacer esto. Por lo tanto, la mejor estrategia es mantenerse alejado.

2. Recuerda que lo que dice o hace el acosador es un reflejo de sí mismo

El atacante no está actuando objetivamente.

Este tipo de perpetrador no es objetivo. Entonces, cuando ven lo que no les gusta de sí mismos o lo que les gustaría ver en los demás, intentan usarlo contra sus víctimas.

La próxima vez que un atacante intente hacerte sentir mal, recuerda que está reflejando una parte de sí mismo en ti.

Si se da cuenta de que sus palabras o acciones realmente no te lastiman y sientes lástima por él, es posible que te moleste, pero a menudo mantiene las distancias.

3. Ignora a tus atacantes

Ayuda en el acoso emocional ignorar a los atacantes.

Si no te gusta enfrentarte a los demás, simplemente ignora a los atacantes. A los acosadores les suele encantar el drama, y ​​si les das la oportunidad, acaban exagerando.

Su objetivo es hacerte sentir mal por sus acciones y actitudes. Por lo tanto, para evitar que se sientan bien, simplemente ignóralos y verás que al rato se dan la espalda.

4. Sé amable

La amabilidad confunde y distrae al atacante.

Probablemente pienses que ser amable con un acosador suena loco. Pero funciona como se puede ver en este video. Sin embargo, el hecho es que la persona está preparada para confrontarte y discutir contigo, pero tu amabilidad los confundirá.

¿Alguna vez has sido víctima de bullying emocional? ¿Cómo reaccionaste a eso? Sabemos que este es un problema grave ya que el impacto puede cambiar el comportamiento de quienes lo padecen.

Recuerda que si eres víctima de acoso emocional y no sabes cómo afrontarlo, debes buscar ayuda profesional.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba