Aceite De Ajo: Remedio Versátil Para El Cuerpo

El aceite de ajo hace maravillas. Aunque estemos absolutamente libres de síntomas, es ideal para refinar nuestra alimentación con el fin de mejorar aún más nuestros hábitos alimentarios.

Aceite de ajo: remedio versátil para el cuerpo

El aceite de ajo hace maravillas. Aunque estemos absolutamente libres de síntomas, es ideal para refinar nuestra alimentación con el fin de mejorar nuestros hábitos alimenticios.

Es un alimento que tiene diversas propiedades beneficiosas y por ello también se utiliza en medicina. El aceite de ajo nos ayuda a mantenernos saludables así como a prevenir y tratar dolencias.

Está disponible en cápsulas o puedes hacerlo tú mismo fácilmente en casa.

En este artículo, le presentaremos sus usos para promover la salud. El propio aceite puede, por ejemplo, limpiar el organismo de toxinas, estimular la circulación y protegernos de los radicales libres. Por lo tanto, debe ser una parte integral de nuestra dieta.

Beneficios del Ajo

aceite de ajo

El ajo es una especie vegetal que se ha utilizado como medicina natural desde la antigüedad debido a sus poderosas propiedades. Los principales ingredientes activos que contiene son la alicina y el sulfuro de dialilo.

El ajo también contiene aminoácidos, vitaminas B y C y los minerales magnesio, cobre, calcio, selenio, fósforo, hierro y potasio.

A continuación te presentamos los beneficios de este tubérculo milagroso:

  • Como antibiótico natural, el ajo combate virus, bacterias, hongos y parásitos.
  • Tiene propiedades anticancerígenas.
  • Sus antioxidantes contrarrestan el envejecimiento.
  • Combate la retención de agua y mejora la función renal.
  • El ajo restablece el equilibrio en el sistema nervioso y previene, por ejemplo, el estrés o la depresión.
  • Puede prevenir enfermedades cardiovasculares porque estimula la circulación y reduce el colesterol y la presión arterial alta.
  • El ajo también reduce los niveles de azúcar en la sangre.
  • Él ayuda con la pérdida de peso.
  • Tanto la función renal como la vesícula biliar están protegidas y las toxinas se eliminan del cuerpo.
  • El ajo embellece la piel al reducir el acné, la psoriasis y otras imperfecciones.
  • Regula la digestión.
  • El ajo se considera natural. Afrodisiaco.

¿Cómo se debe consumir el ajo?

Lo ideal es comer un diente de ajo crudo al día para beneficiarse de las propiedades curativas del ajo. Si bien es más efectivo con el estómago vacío, también es excelente para combinarlo con las comidas.

Por supuesto, también puedes prepararlo directamente durante la cocción, pero esto ya no le dará las mismas propiedades.

Gracias a la cultura tibetana, sabemos más sobre los efectos positivos de un régimen de ajo. Los monjes idearon una receta con ajo encurtido en alcohol para consumir gradualmente.

Esto le da a nuestro organismo la oportunidad de absorber gradualmente las propiedades efectivas del tubérculo.

Hoy en día podemos conseguir cápsulas con aceite de ajo para mayor comodidad. Están especialmente indicados para aquellas personas a las que no les gusta el típico olor a ajo, les cuesta digerirlo o simplemente odian comerlo.

No obstante, a continuación te presentamos una receta para que sepas cómo puedes encurtir fácilmente el ajo en aceite de oliva. Combinamos así todos sus efectos beneficiosos para la salud de forma práctica.

El aceite de ajo como remedio

ajo

Si es posible, debe elegir ajo orgánico. Si se usa con fines medicinales, debe estar libre de pesticidas y otras sustancias químicas. De lo contrario, sus efectos positivos pueden verse disminuidos.

ingredientes

  • 4 tazas de aceite de oliva virgen extra (1 litro)
  • 30 dientes de ajo (45 g)

preparación

Para preparar este remedio, proceda de la siguiente manera:

  • Pela todos los dientes de ajo, córtalos por la mitad y colócalos en un tarro de albañil que cierre herméticamente.
  • Añadir el aceite de oliva virgen extra hasta cubrir por completo el ajo.
  • Cierra bien el frasco y guárdalo en un lugar oscuro, fresco y seco durante 30 días. No se debe almacenar en el refrigerador.
  • Cada dos o tres días debes mover un poco el frasco.
  • Pasado este tiempo, cuela el líquido para retirar el ajo (que por supuesto también puedes consumir) y conserva el resto del aceite.

usa aceite de ajo

Puedes usarlo de varias maneras.  dependiendo de su objetivo de tratamiento:

  • Para prevención y mantenimiento: 1 cucharada (15 g) al día, solo o combinado con otros alimentos. Lo mejor es consumirlo sin procesar para que no se pierdan sus propiedades.
  • Como aliño: Puedes utilizar el aceite de oliva para refinar diversos platos (para ensaladas, pastas, sopas, salsas, etc.). Si desea un sabor más suave, puede usar fácilmente menos ajo o agregar más aceite.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba