6 Hábitos Para Combatir La Fatiga Crónica

Estamos seguros que las siguientes sugerencias te prepararán mejor para realizar tus actividades diarias y te ayudarán a combatir la fatiga crónica. Recuerda, cuanto mejor comas, mejor te sentirás.

6 hábitos para combatir la fatiga crónica

¿Te sientes cansado todo el tiempo? ¿Quizás usted también está apático y deprimido? Pero, ¿qué se puede hacer  con  la fatiga crónica  ?

Un culpable que puede causar este problema es la mala alimentación. No es ningún secreto que lo que comes alimenta tu cuerpo y, por lo tanto, afecta cómo te sientes. Por lo tanto, el primer paso contra la fatiga crónica es una dieta buena y saludable.

Si te sientes cansado todo el tiempo, probablemente necesites esa primera taza de café tan pronto como te levantes. Sin embargo, ese no es el único síntoma, porque el cansancio también te hace sentir apático todo el tiempo.

Es un problema complejo que no se puede vincular a ninguna enfermedad específica. Lo malo es que la fatiga empeora a medida que realiza sus actividades diarias.

Sin embargo, la buena noticia es que no tiene que luchar para siempre contra la fatiga crónica. Al hacer algunos cambios en la dieta, puede obtener la energía que necesita.

¡Sigue leyendo porque te diremos lo que necesitas! 

1. Asegúrate de beber suficientes líquidos

Agua para la fatiga crónica

Al beber agua, no solo combates la fatiga, sino que también ayudas a tu cuerpo a distribuir moléculas esenciales y otros elementos.

Esto incluye la toxina y el proceso de eliminación, que puede afectar sus órganos internos y también puede impulsar los procesos metabólicos en su cuerpo. No es ningún secreto que la deshidratación puede hacerte sentir cansado.

2. Mantén un diario de alimentos y emociones

Mantener registros ayuda contra la fatiga crónica

Otro truco para combatir la fatiga crónica es mantener un registro de todos los alimentos y bebidas que consume. También debe documentar su estado de ánimo en diferentes momentos del día.

Mantener un registro tiene varios propósitos:

  • Revisar los alimentos que come puede ayudarlo a comprender por qué tiene poca energía. Por ejemplo, el azúcar puede darte un subidón de energía por un corto tiempo, pero luego tu energía vuelve a caer rápidamente. El jarabe de agave, por otro lado, te da energía sin causar fatiga crónica.
  • Entiende qué alimentos te hacen sentir bien o mal emocionalmente. Probablemente haya escuchado que el chocolate ayuda a su cuerpo a liberar endorfinas y, como resultado, lo hace feliz. En realidad, hay alimentos que pueden afectar tu estado de ánimo. Para comprender mejor la comida, es importante llevar un registro de emociones.

Si lleva un registro, puede encontrar que su fatiga es causada por el síndrome del intestino irritable u otras condiciones.

3. Obtenga ayuda de un nutricionista

Sabemos que combatir la fatiga crónica no es fácil. Es por eso que debe obtener ayuda de un médico o nutricionista. ¡No armes tu propia dieta! Un experto puede apoyarte mucho mejor.

Nutricionista ayuda contra la fatiga crónica

Puede descartar una deficiencia de nutrientes y averiguar si la fatiga es causada por una nutrición inadecuada.

4. Date la oportunidad de experimentar con tu dieta

Los alimentos picantes e irritantes pueden tener un efecto negativo sobre la fatiga.

Pruebe alimentos que normalmente no comería, pero asegúrese de que le den energía. Puede combinar carbohidratos, proteínas y grasas para trabajar contra la fatiga crónica. Un nutricionista puede ayudarte aquí también. 

Cada cuerpo reacciona de manera diferente, no existe una dieta estándar.  También debe probar alimentos que nunca ha comido antes. Puede ser difícil acostumbrarse a los nuevos sabores al principio, pero tómese el tiempo para familiarizarse con ellos.

5. Come porciones más pequeñas con más frecuencia

Varias porciones pequeñas, como una ensalada, ayudan contra la fatiga crónica

Puede obtener más energía de esta manera cuando se sienta cansado o hambriento.  No escatime en alimentos, ya que solo lo cansará más.

Para evitar esto, coma cada tres o cuatro horas. Puede mezclar una porción de fruta con proteínas y grasas para asegurarse de obtener suficientes nutrientes.

Algunas ideas:

  • 30 gramos de queso + 5 nueces + 1 manzana
  • 2 rebanadas de carne de pavo + 10 almendras + 3 guayabas
  • Pollo asado + 3 cucharadas de semillas de girasol + ½ taza de arándanos
  • 1 taza de yogur + 5 nueces + 6 fresas

Estos snacks te dan mucha energía. Puedes llevarlos contigo y comerlos en cualquier lugar. ¿Qué más se puede pedir de un bocadillo?

6. Evita los estimulantes en la lucha contra la  fatiga crónica

La comida rápida drena energía

El café puede ser lo primero en lo que piensas cuando te sientes cansado, pero los efectos son de corta duración. Será mejor que lo dejes.

El café pone a prueba tu  sistema nervioso y crea picos de energía.  Después de dos o tres horas, la fatiga crónica es aún peor. Opta por jugo de aloe vera, té verde o té de menta.

También debe evitar la comida rápida. Esto  elevará los niveles de azúcar en la sangre y se sentirá cansado unos minutos más tarde. Dado que la comida rápida no proporciona ningún nutriente, volverá a tener hambre en unas pocas horas.

¡Opta por alimentos frescos como frutas, ensaladas o batidos!

Todos estos consejos lo ayudarán a volver a la normalidad y le facilitarán la realización de sus tareas diarias. No lo olvides: ¡cuanto más equilibrada y saludable sea la dieta, mejor te sentirás!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba