5 Síntomas Del Cáncer Anal, Una Enfermedad Que Debes Conocer

Aunque este tema sea incómodo, al primer síntoma se debe consultar inmediatamente al médico para que pueda hacer un diagnóstico correcto.

5 síntomas del cáncer anal, una condición que debes conocer

Casi nadie habla de este tema. El cáncer de ano es una de las llamadas enfermedades silenciosas que apenas presenta síntomas en comparación con el cáncer de pulmón o de mama, por ejemplo.

Por eso es particularmente importante conocer los signos de esta enfermedad.

La Sociedad Alemana del Cáncer señala que  el cáncer anal  ocurre muy raramente, alrededor del 2% de las enfermedades de cáncer de colon se pueden clasificar aquí.

Aunque este es solo un pequeño porcentaje, la tendencia va en aumento debido a los siguientes factores de riesgo:

  • consumo de cigarrillos
  • mayor esperanza de vida
  • VPH (virus del papiloma humano)

Los hombres son los más afectados, pero la probabilidad también aumenta en las mujeres a partir de los 50 años. Como ya se mencionó, el cuadro clínico suele ser asintomático.

El cáncer anal también se puede confundir con las hemorroides.

Por estas razones, es importante conocer los signos para poder diagnosticar la enfermedad en una etapa temprana.

Cáncer anal, la enfermedad silenciosa

A menudo no prestamos suficiente atención a las señales del cuerpo. Se deben observar los cambios en las heces, por ejemplo, ya que pueden indicar varias molestias.

Los residuos se excretan por el ano. Es una parte del intestino que pertenece al intestino grueso.

Los músculos circulares consisten en células que pueden cambiar por diferentes razones y luego también volverse malignas.

Se pueden controlar varios factores de riesgo. Sin embargo, los hábitos de vida saludables no siempre pueden prevenir el cáncer.

Otros factores que no pueden ser influenciados también juegan un papel importante aquí. Por eso es importante conocer los síntomas.

1. sangrado

cancer anal con papel higienico

El sangrado anal es uno de los signos más importantes. Las siguientes causas también pueden provocar sangrado anal:

  • Hemorroides, inflamación y otras enfermedades.
  • Es vital consultar a un médico que pueda averiguar qué está causando el sangrado.

2. Plenitud anal

La mayoría de los pacientes con cáncer anal experimentan una incómoda sensación de plenitud en la zona anal, como una masa incómoda que provoca picor.

  • En ocasiones esto interfiere en el correcto tránsito intestinal. Puede haber una pérdida de control de los músculos anales.
  • Al principio, la sensación apenas se nota, pero después de un tiempo (aprox. 6 meses) los síntomas se vuelven cada vez más claros. No olvide consultar a un médico lo antes posible.

3. verrugas

cáncer de colon-anal

El cáncer anal a menudo también causa verrugas en el área anal. Estos pueden estar dentro o fuera de los intestinos y causar síntomas.

Muchos pacientes creen que se trata de úlceras. En este caso, también, un examen médico es muy importante. El miedo y la vergüenza no tienen cabida aquí. 

4. Cambios en las deposiciones

De vez en cuando puede haber cambios en la actividad intestinal. A veces se puede sentir estreñimiento, diarrea o irregularidades, esto es bastante normal.

  • Sin embargo, lo que no es normal es la pérdida de control, la incontinencia fecal o cuando los músculos no funcionan correctamente.
  • Estos trastornos ocurren con mayor frecuencia en tumores avanzados. La silla también puede presentar deformaciones.

5. Picazón

problemas-con-la-defecacion-cancer-anal

Además de los síntomas mencionados, puede haber agotamiento en la región lumbar, presión en la zona abdominal y, sobre todo, picor en la zona anal.

  • Estos síntomas a menudo se asocian con las hemorroides. Por ello, muchas recurren a cremas y pomadas para no tener que explicar a nadie las molestias en la zona íntima.
  • Sin embargo, es sumamente importante consultar a un médico que pueda hacer un diagnóstico y tomar las medidas adecuadas.

El diagnóstico temprano aumenta la probabilidad de una recuperación beneficiosa.

Solo una pequeña proporción de los afectados reconoce esta enfermedad en una etapa tardía, cuando los ganglios linfáticos ya han sido atacados. Desafortunadamente, el tratamiento aquí suele ser mucho más agresivo.

Afortunadamente, la ciencia ha avanzado mucho, por lo que existen muchas técnicas que pueden dar un diagnóstico correcto y facilitar el tratamiento.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba