5 Claves Para Una Mente Tranquila Y Paz Interior

Si bien al principio puede ser difícil controlar una mente atribulada, se puede aprender. Puedes apagar el ruido para que las emociones negativas no te dominen.

5 claves para una mente tranquila y paz interior

Una mente inquieta no deja paz y no permite descanso. Se preocupa y tiene miedo todo el tiempo.

Poco a poco surgen situaciones complejas que no nos permiten encontrar la paz interior .

Muchos también confunden el concepto de mente inquieta con curiosidad y productividad.

Mientras que la energía interna a veces refleja un deseo de aprender, la inquietud refleja con mayor frecuencia ruido mental, confusión, fatiga e infelicidad.

A menudo se escucha que “no  hay peor enemigo que el que se crea en la propia mente”.

Pero no debe responsabilizarse solo por ello, porque el estrés interno es una combinación de muchas cosas que no son fáciles de controlar.

Te invitamos a reflexionar con nosotros para encontrar la calma y la paz interior. No es tan difícil, solo necesitas un ingrediente básico: fuerza de voluntad.

La mente inquieta y el océano tormentoso de nuestro cerebro

Uno de los libros más conocidos sobre el tema, que trata  las situaciones complejas en las que el ruido mental se asocia con la depresión,  fue escrito por Kay Jamison.

Esta psiquiatra de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore (EEUU) explica su experiencia personal en su interesante trabajo.

Si te sientes como se describe en estas líneas, las siguientes 5 recomendaciones pueden ayudarte a encontrar la paz interior.

puesta de sol-garantiza-la-paz-interior

1. Deshazte de cargas innecesarias

Incluso si no los ves, los llevas contigo. Una vez que te des cuenta de las cargas que llevas en tu mente, te sentirás mejor.

  • ¿Estás rodeado de personas  que no te hacen ningún bien pero te roban tu energía?
  • Quizás le estás dando demasiada importancia a cosas que no son buenas para ti.
  • Aprende a entender que “menos es siempre más”.

2. Haga una pausa por un momento y respire profundamente, apagando el ruido en su mente

El pasado ya no existe. No puedes cambiarlos y el futuro aún no existe. Concéntrate en el aquí y el ahora, porque aquí es donde estás en estos momentos.

  • Deténgase e inhale profunda y firmemente. Luego exhala lenta y ruidosamente.
  • Esta sencilla práctica libera tu mente y te ayuda a calmarte.
  • Cuando el cuerpo se siente bien, es hora de escuchar adentro.
  • Pregúntate humildemente qué quieres, qué buscas, qué no quieres y cuáles son tus metas.

Debes practicar este ejercicio todas las mañanas nada más levantarte.

flor-trae-paz

3. Construye muros protectores

La mente inquieta sufre porque es permeable. Deja espacio para las preocupaciones de los demás, abre la puerta al egoísmo y al interés propio de los demás.

Cuando esta energía negativa te agobia y se mezcla con tus propias debilidades, sufres mucho por ello.

Construye muros protectores a tu alrededor:

  • Aléjate de todo lo que no esté en tu longitud de onda. No necesitas egoísmos ni falsas declaraciones de interés.
  • Construye muros que te protegerán de la tormenta que perturbará tu descanso.
  • Protégete de aquellos que luego te faltan al respeto. Perdona y luego déjala ir.

4. Silencio curativo para la paz

Una vez al día, reserva una o dos horas para bañarte en silencio.

  • Estos momentos de quietud y paz interior te permiten satisfacer tus necesidades de relajar la mente.

Porque una mente nerviosa que vaga de un agujero negro a otro  se olvida de cuidar de sus propias necesidades. Ya no recuerda cuánto vale ni lo importante que es.

  • Relájate en el silencio y cura tus miedos, calma tu voz interior. Rodéate de emociones como la alegría, encuentra la paz interior y el equilibrio entre la mente y el corazón.
meditación-para-la-paz-interior

5. ¡Practica la gratitud!

No siempre es fácil, ¡pero vale la pena!

Relájate y piensa en los siguientes aspectos:

  • Si te sientes incómodo con personas que no te aman, distánciate. La solución puede ser simple, incluso si se necesita mucho coraje.
  • Si no se siente bien, cambie sus pensamientos. Elige cambiar tu vida, recuerda que te mereces lo mejor.
  • Da gracias por las pequeñas cosas que te rodean y que quizás hayas descuidado.
  • Agradece que estás sano, que tienes a tu lado gente que te quiere y que te quiere.
  • Aprende a mostrar gratitud cada nuevo día. Porque cada día trae nuevas posibilidades y oportunidades para lograr lo que deseas.

Sé feliz, encuentra el equilibrio y la paz interior.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba