3 Remedios Matutinos Para El Hipotiroidismo

El ajo puede ser un gran aliado en la lucha contra el hipotiroidismo gracias a sus ingredientes como el sodio y el selenio.

3 remedios matutinos para el hipotiroidismo

Estos remedios matutinos para el hipotiroidismo  pueden ser muy útiles como complemento del tratamiento médico.

Si tiene una tiroides poco activa, es muy importante hacer cambios en el estilo de vida, aunque no es fácil. Sin embargo,  muchos pacientes pueden mantener su calidad de vida de esta manera .

Siga siempre las recomendaciones de su médico y trate de mantenerse positivo y optimista. Cada enfermedad nos exige mucha energía, pero también existen medidas de apoyo que hacen que todo sea un poco más fácil.

Hoy te invitamos a descubrir 3 ingredientes que pueden ayudarte a comenzar tu día con éxito.

1. Aceite de coco

El aceite de coco como remedio para el hipotiroidismo

El aceite de coco se compone principalmente de ácidos grasos de cadena media. El consumo regular puede ayudar a acelerar el metabolismo y regular la función tiroidea. Por lo tanto, es un remedio eficaz para el hipotiroidismo.

El aceite de coco es rico en ácido láurico, un ácido graso de cadena media que protege y fortalece el sistema inmunológico.

  • Sus enzimas naturales controlan y estimulan la función tiroidea.
  • El aceite de coco también ayuda a perder peso y regula la función intestinal y la digestión.
  • Otro aspecto interesante del aceite de coco son sus ingredientes naturales: es rico en vitaminas y minerales que ayudan a fortalecer el cabello y las uñas (que tienden a volverse suaves y quebradizas cuando tienes una tiroides hipoactiva).

¿Cómo se usa el aceite de coco?

  • Puedes tomar agua de coco o aceite de coco. Si prefieres el agua de coco, puedes beber de dos a tres vasos al día, el primero al comienzo del día.
  • Si elige aceite de coco, tome una cucharada (15 gramos) todos los días.

2. Algas espirulina

La espirulina como remedio para el hipotiroidismo

El alga espirulina también ayuda a normalizar la función tiroidea. Esta planta es rica en minerales como el yodo y diversas proteínas, que favorecen la salud y también ayudan a perder peso.

  • La espirulina estimula tanto el metabolismo de las grasas como la tasa metabólica basal. Además, esta alga fortalece el sistema inmunológico.
  • Las algas no contienen grasas, pero son una excelente fuente de proteínas.

¿Cómo se toma la Espirulina?

  • Puedes comprar tabletas de espirulina en farmacias o tiendas de alimentos naturales. De esta forma, puede mezclarlos bien con sus bebidas o jugos matutinos. Esta es una excelente manera de comenzar el día.
  • También puede encontrar algas para sus ensaladas en supermercados bien surtidos. ¡Son deliciosos!

3. El ajo como remedio para el hipotiroidismo

El ajo como remedio para el hipotiroidismo

Si consume ajo con regularidad, le encantará saber que el bulbo blanco no solo es muy recomendable para su salud en general, sino que también es bueno para la tiroides.

  • El ajo es rico en yodo y selenio, dos minerales esenciales para la glándula tiroides.
  • Tampoco hay que olvidar que el ajo apoya la función de desintoxicación del hígado, que es esencial para un equilibrio hormonal equilibrado.
  • El consumo regular de ajo también te permite mantener tu sistema inmunológico, te da más energía y además favorece el tránsito intestinal.

¿Cómo utilizar el ajo como cura para el hipotiroidismo?

Hemos hablado muchas veces sobre los beneficios de comer ajo con el estómago vacío. Este tratamiento natural no te hace esperar mucho para obtener buenos resultados.

Por supuesto, sabemos que no es fácil masticar un diente de ajo con el estómago vacío. El mal aliento que queda también es muy desagradable. Pero existen otras soluciones para beneficiarse del tubérculo blanco:

  • En su lugar, puede tomar pastillas de ajo. Se venden en farmacias y además no provocan mal aliento.
  • Si prefieres la forma tradicional (masticando un diente de ajo), después de comer puedes ponerte una hoja de hierbabuena en la boca y masticarla un rato : obtendrás un aliento fresco.
  • Otra opción sería hacer gárgaras con agua tibia y un chorrito de limón. Mantén esta mezcla en tu boca durante unos segundos y verás que tu mal aliento desaparece.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba